Un chupete con un gracioso bigote de plástico, pegado en él. Realizado con plásticos no tóxicos y con silicona apto para productos infantiles a partir de cero años. Ahora las madres ya podrán decir con seguridad que es el hombre de la casa.

Encontrado en Amazon.es