Unos pequeños cubiertos, que se pueden colocar en la punta de los dedos para ser usados. Una muy buena forma de hacer divertida la hora de la comida  y iniciar a los más peque en los buenos hábitos. Ya no escucharán eso de, NO USES LOS DEDOS.

Encontrado en Amazon.es