Con esta práctica cubitera, podrás crear magníficos cerebros congelados. A medida que vayas bebiendo tu licor preferido, veras como este cerebro que tienes en el vaso se va deshaciendo y tendrás una idea de lo que le pasa al tuyo de verdad, con tanto alcohol.

Encontrado en Amazon.es