La mejor forma de camuflarte entre los zombies es impregnarse de su olor, para que se piensen que eres uno de ellos y no te vean como un delicioso trozo de carne humana. Este es el gel que desearían haber tenido en más de una película de terror.

Encontrado en Amazon.es