Diseña un circuito para que circule el agua, rellene el balancín, gire la rueda noria y llegue al final. Todo ello sin que tus padres te digan nada por salpicar agua. Una forma divertida para conseguir que los peques entren en la bañera.

Encontrado en Amazon.es