Un tapón que con solo meterlo 90 minutos en el congelador, va a enfriar y mantener la temperatura del vino durante más de una hora. Además, al verter el vino, su dispositivo lo airea. Uno de esas cosas que se debe tener, porque te saca de un apuro y asegura buenas veladas. Un regalo diferente para un amante del vino.

Encontrado en Amazon.es